¡Hola! ¿Estás preparada para aprender en positivo este mes? Hoy, tal y cómo planteé en la entrada anterior, voy a analizar los pecados capitales que más han salido en los resultados de la pequeña pregunta que hice. ¿Contestaste? Quizás la solución a tu pequeño problema lo encuentres hoy…


¿Cuales son los tres pecados capitales que te impiden ser positiva?

Tal y cómo puedes ver en el gráfico, pecados cómo la lujuria o la avaricia no tienen cabida en los lectores de El Perro de Papel. Los pecados relacionados con la envidia y la soberbia han tenido unos resultados mínimos, por lo que podemos dejarlos guardados en el cajón junto con los dos anteriores. Por lo tanto, podemos decir que los tres resultados más significativos corresponden a los siguientes pecados capitales:

  1. Como comida basura sin control. 
  2. No se cual es mi pasión
  3. Me enfado sin control
Tal y cómo muestran los resultados, la gula, la pereza y la ira son los pecados capitales más frecuentes que encontramos en los lectores de El Perro de Papel, pero ¡No te asustes! Si tu pecado está entre estos, tiene solución y lo veremos a continuación.

Gula.

Cómo ya te adelanté en la entrada anterior, la gula es uno de los pecados más complicados que tenemos, más que nada porque su resultado se nota en los kilitos que se nos pegan en las caderas o en la tripa, y es complicado luchar contra ella. 

¿Por qué me sucede?

Si eres de las que comen comida basura sin control, que aunque estén a dieta prácticamente a diario no pueden evitar comer entre horas, picar con guarrerías y volver a coger rápidamente los kilos que te habías quitado, es muy probable que esto te suceda por un problema de ansiedad
Porque el hecho de comer siempre a todas horas está ligado a un estrés en tu mente, que se intenta calmar con la comida. 

¿Cómo lo soluciono?

Ponte frente a un espejo y pregúntate qué es lo que te sucede, qué es lo que te preocupa.
En cuanto tengas la respuesta a estas dos preguntas, intenta ponerle solución. 
Y la solución más sencilla es que te alimentes bien. Una dieta rica y equilibrada, en cinco comidas sería lo ideal. Si picas entre horas, que sea con fruta, encurtidos (soy de las que siempre tiene un bote de pepinillos en casa), o yogures.
Prúebalo, y dime si te ha funcionado.

Pereza.

Aquí nos encontramos con otro de los problemáticos… Muchas veces, nos dejamos llevar por la procrastinación, y la “vagancia” se apodera de nosotras de tal manera, que nos es imposible realizar ninguna de las tareas que tenemos programadas, quizás porque no nos guste, quizás porque no sepamos cual es nuestra pasión…

¿Por qué me sucede?

A veces el cuerpo y la mente necesitan un descanso, por lo que ahora que estamos en verano, si tienes previstas unas vacaciones aprovecha para descansar y desconectar. 
Pero otras veces, nos sucede porque no sabemos ni lo que queremos. Créeme, muchas veces no hacemos la mitad de las cosas que hacemos no porque no nos apetezca, sino porque nos desmotiva y no estamos seguras de querer hacerlo.
Además, cuando le das descanso al cuerpo, esté quiere más. No se si te habrá pasado alguna vez, pero cuando te echas una siesta de 3 horas, ¿no te levantas con ganas de querer dormir más?

¿Cómo lo soluciono?

Descubriendo tu pasión. Buscando algo que te motive. Va a ser más sencillo que luches contra la pereza si aquello que haces es algo que realmente quieres hacer. 
Te propongo que te pongas frente al espejo y te hagas estas dos preguntas. ¿Qué es lo que se me da realmente bien? ¿Qué puedo hacer para lograr vivir de ello?
Una vez que las hayas respondido, te será más sencillo buscar otras soluciones para lograr estas metas. Quizás puedas realizar un curso, emprender o simplemente, dedicarte a aquello con lo que siempre habías soñado.
¿Te animas a lanzarte a la piscina?

Ira.

Si eres de aquellos que se enfadan sin control, tengo una noticia para ti: no te alarmes, es algo que nos sucede a todas alguna vez en la vida.

¿Por qué me sucede?

Es muy probable que estés en un estado de estrés o ansiedad bastante alto, y que cualquier cosa que suceda (por ejemplo, alguna exigencia en el trabajo) te haga estallar.

¿Cómo lo soluciono?

Por experiencia sé que la ira se puede controlar, y hoy te voy a dar un truco muy sencillo que puedes aplicar cuando te suceda. 
Cuando empieces a notar que te hierve la sangre y estás a punto de estallar, siéntate y cuenta hasta diez. Una vez que lo hayas hecho, busca controlar tu respiración, inhalando en 3 segundos y exhalando el aire en 6 segundos. Hazlo las veces que te haga falta.
Pasados unos minutos, lograrás sentirte más relajada.

¿Te gustaría ayudarme a elegir el tema de los próximos artículos en esta sección? ¿Me regalas tu opinión en este cuestionario?

Por último, si crees que no puedes controlar cualquier de estos tres pecados que te impiden ser positiva, te invito a que me lo cuentes, así podremos buscar una solución para ellos.

Además, tu opinión es muy importante para mi por lo que me encantará saber qué es lo que opinas de esta entrada en los comentarios 😉

NIKA

Socióloga y especialista en Ciencias del Trabajo, desde hace aproximadamente tres años llevo el positivismo a tu día a día en Eldenika, porque ¡Se puede ser feliz!

¡HOLA EMPRENDEDORA!

¿Cansada de pasar tantas horas delante del ordenador sin ver resultados?

DESCARGA GRATIS MI GUÍA DE MARKETING EMOCIONAL

Aprende a conectar con tu público ideal
¡Y DISFRUTA DE TU TIEMPO LIBRE!

RESUMEN SEMANAL

Cada Viernes Novedades en tu Correo: Últimas entradas, novedades y noticias sobre blogging, marketing y emprendimiento.
Tu Correo

ME APUNTO

Powered by ConvertKit

/* Layout */
.ck_form.ck_minimal {
/* divider image */
background: #f9f9f9;
font-family: ‘Helvetica Neue’, Helvetica, Arial, Verdana, sans-serif;
line-height: 1.5em;
overflow: hidden;
color: #666;
font-size: 16px;
border: solid 1px #d1d1d1;
-webkit-box-shadow: none;
-moz-box-shadow: none;
box-shadow: none;
clear: both;
margin: 20px 0px;
text-align: center;
}

.ck_form.ck_minimal h3.ck_form_title {
text-align: center;
margin: 0px 0px 10px;
font-size: 28px;
}

.ck_form.ck_minimal h4 {
text-align: center;
font-family: ‘Open Sans’, Helvetica, Arial, sans-serif;
text-transform: uppercase;
font-size: 18px;
font-weight: normal;
padding-top: 0px;
margin-top: 0px;
}

.ck_form.ck_minimal p {
padding: 0px;
}

.ck_form, .ck_form * {
-webkit-box-sizing: border-box;
-moz-box-sizing: border-box;
box-sizing: border-box;
}

.ck_form.ck_minimal .ck_form_fields {
width: 100%;
float: left;
padding: 5%;
}
/* Form fields */

.ck_errorArea {
display: none; /* temporary */
}

#ck_success_msg {
padding: 10px 10px 0px;
border: solid 1px #ddd;
background: #eee;
}

.ck_form.ck_minimal input[type=”text”], .ck_form.ck_minimal input[type=”email”] {
font-size: 18px;
padding: 10px 8px;
width: 68%;
border: 1px solid #d6d6d6; /* stroke */
-moz-border-radius: 3px;
-webkit-border-radius: 3px;
border-radius: 3px; /* border radius */
background-color: #fff; /* layer fill content */
margin-bottom: 5px;
height: auto;
float: left;
margin: 0px;
margin-right: 2%;
height: 42px;
}

.ck_form input[type=”text”]:focus, .ck_form input[type=”email”]:focus {
outline: none;
border-color: #aaa;
}

.ck_form.ck_minimal .ck_subscribe_button {
width: 100%;
color: #fff;
margin: 0px;
padding: 11px 0px;
font-size: 18px;
background: #33CCCC;
-moz-border-radius: 3px;
-webkit-border-radius: 3px;
border-radius: 3px; /* border radius */
cursor: pointer;
border: none;
text-shadow: none;
width: 30%;
float: left;
height: 42px;
}

.ck_form.ck_minimal .ck_guarantee {
color: #626262;
font-size: 12px;
text-align: center;
padding: 15px 0px 0px;
display: block;
clear: both;
}
.ck_form .ck_powered_by {
display: block;
color: #aaa;
font-size: 12px;
}

.ck_form .ck_powered_by:hover {
display: block;
color: #444;
}

.ck_converted_content {
display: none;
padding: 5%;
background: #fff;
}

.ck_form.ck_minimal.width400 .ck_subscribe_button, .ck_form.ck_minimal.width400 input[type=”email”] {
width: 100%;
float: none;
margin-top: 5px;
}

.ck_slide_up, .ck_modal, .ck_slide_up .ck_minimal, .ck_modal .ck_minimal {
min-width: 400px;
}

.page .ck_form.ck_minimal {
margin: 50px auto;
max-width: 600px;
}

Te encantará:

The following two tabs change content below.
Soy Nika, socióloga, especialista en Ciencias del Trabajo, emprendedora y positiva. Acerco la positividad a diario desde El de Nika, ayudando a mujeres con alta responsabilidad en su trabajo a encontrarse con ellas mismas y a sanar su relación con el entorno laboral y personal desde una visión más positiva de la vida.

Pin It on Pinterest

Share This

COMPAGINA TU VIDA PERSONAL Y PROFESIONAL

CURSO-GUÍA GRATIS DE 5 DÍAS PARA MAMÁS EMPRENDEDORAS

¡Bienvenida! Ahora revisa tu correo ;)