En la primera parte de la Guía para Mamás Emprendedoras y Trabajadoras te mostré cómo crear tu sistema mínimo viable en 35 días dedicando 30 minutos diarios.

 

Puedes refrescar la memoria haciendo click AQUÍ.

 

Como ves, el tiempo no es el problema. Si es cierto que cuánto más tiempo inviertas, antes tendrás tu negocio funcionando, aunque 35 días no está nada mal.

 

Pero parece que el tiempo no es el único problema.

 

Como sabes, en el grupo de facebook de EmprendeLove (al que puedes unirte desde esta PÁGINA) pregunto con frecuencia sobre la situación de mis compañeras. Así puedo crear contenido que de verdad te ayude a crecer.

 

Pues bien, después de compartir la primera parte de la Guía para Mamás Emprendedoras y Trabajadoras, pregunté cuál era el siguiente problema de la lista una vez ha desaparecido el factor tiempo.

 

Analizando las respuestas he extraído:

 

3 problemas principales a la hora de emprender tu negocio online.

 

  • Gestión de tareas relacionadas con el negocio.

 

  • Formación especializada para llegar a todo.

 

  • Cambio de mentalidad empresarial.

 

La lista está ordenada por el orden de votación, aunque para mí, el orden perfecto sería:

 

1.- Cambio de mentalidad empresarial.

 

2.- Formación especializada para llegar a todo.

 

3.- Gestión de tareas relacionadas con el negocio.

 

Y te cuento por qué este es el orden correcto para mí:

 

  • Si te sigues viendo a ti misma como una emprendedora y no desarrollas una mentalidad empresarial dónde tu proyecto deja de ser un proyecto y se convierte en una pequeña empresa, te quedarás siempre a mitad de camino.

 

Cualquier aspiración ambiciosa te parecerá demasiado lejana, vivirás con la duda de si eres buena en lo que haces y eres capaz de ayudar a otras personas. Tus propias limitaciones y creencias aprehendidas estancarán tu crecimiento.

 

  • Una vez has entendido que tu idea es un pequeño negocio en potencia, entenderás la importancia de formarte y delegar tareas para hacerlo funcionar correctamente.

 

Porque sí, aprender en modo DIY es maravilloso pero… tardas el doble, incluso el triple, en ver resultados.

 

El problema muchas veces es que pensamos que emprender online es gratis y no es del todo cierto.

 

Si estás dispuesta a ver resultados de tu trabajo, después de grandes equivocaciones y muchos pequeños fracasos, de aquí a 3 años, estupendo, el modo DIY es para ti.

 

Pero si necesitas un cambio ya mismo, ver resultados reales y en vez de ir remendando errores, hacer las cosas bien desde el principio… busca un mentor, invierte en alguien que haya llegado dónde tú quieres llegar y, sobre todo, hazle caso.

 

Si pagas a alguien para que te ayude, si estás invirtiendo en otro cerebro para acelerar tu proceso de aprendizaje, déjate guiar y enseñar. No pongas obstáculos, no seas cabezona.

 

Si después de hablar en profundidad contigo, de conocer cada detalle de tu idea y saber quién es tu cliente ideal y qué problema solucionas, te dice que mejor que hagas H, haz H, no te obsesiones con hacer B.

 

Piensa que tu mentor ya ha pasado por esa situación antes que tú, tiene experiencia, seguro que se ha equivocado infinidad de veces. Saca partido a tu inversión y aprovecha al máximo sus conocimientos.

 

  • Y ahora que piensas como una empresa y tienes a un guía experimentado brindándote sus conocimientos, llega el momento de ponerte en serio, de una vez por todas, a repartir las tareas derivadas de tu actividad para gestionar de forma correcta el desarrollo de tu negocio.

 

No tiene sentido crear una newsletter o abrir una cuenta en facebook si todavía no tienes contenido para promocionar y compartir.

 

Igual que no tiene sentido poner el nombre a tu marca si todavía no has decidido cuál va a ser tu propuesta de valor.

 

¿Qué fue antes? ¿El huevo o la gallina? Pues eso.

 

 

 

¿Qué cambios vas a notar cuándo apliques estos cambios en tu negocio?

 

  • Gracias a tu nueva mentalidad empresarial sabrás qué actividades te reportan beneficios y merece la pena invertir en ellas, y cuáles solo te ocupan un tiempo valioso que no te sobra.

 

  • Aprenderás a distinguir entre lo que es urgente y prioritario para tu negocio y esas tareas secundarias que sí, vienen bien como ingreso extra, pero te ocupan demasiado tiempo.

 

  • Ganarás confianza en ti misma, valorarás tu propuesta y sentirás que eres capaz de mejorar la vida de tus clientes con tu solución. Cuándo tienes un guía experimentado a tu lado, es increíble como empiezas a ver las cosas desde otra perspectiva.

 

  • Desaparecerá, poco a poco, eso sí, el miedo al proceso de venta. Porque si has descubierto que tu idea es realmente buena y puede cambiar vidas, te sentirás feliz ofreciendo tu ayuda a tu cliente ideal. Mentalidad y Confianza van de la mano.
  • Descubrirás la importancia de generar beneficios y no regalar tu tiempo, porque vas a necesitar dinero del de verdad para subcontratar otros profesionales que te ayuden a gestionar tu negocio, herramientas premium que hagan más fluido el proceso, mentores y guías con experiencia que te orienten… Y esto no se paga con los likes de facebook.

 

Entonces…

 

¿Por dónde empiezo para acelerar el proceso de crecimiento de mi negocio online?

 

  • Trabaja tu idea de negocio, tu mentalidad emprendedora. Aprende a verte a ti misma como una pequeña empresaria: con su parte positiva y negativa.

 

Positiva: eres la dueña de tu propio negocio, trabajas en algo que te apasiona y ayudas a otras personas con tus conocimientos.

 

Negativa: eres quién decide qué hacer y qué no hacer, tus decisiones tienen un impacto directo en los resultados que obtienes y, te vaya bien o te vaya mal, tienes que hacer frente a los gastos derivados de tu actividad cada mes.

 

Cuándo empiezas a ver tu proyecto no como un proyecto, sino como una pequeña empresa, entiendes que necesitas dedicarle tiempo de calidad, gestionar todas las tareas necesarias para hacerlo crecer y generar beneficios para no arruinarte y echar el cierre.

 

No te digo que pienses como si fueras el presidente de Coca-Cola e inviertas unos recursos que no tienes en campañas de marketing, pero sí que dediques tiempo a diseñar estrategias de marketing, de captación de leads, de ventas… todo lo que hace una empresa, sea grande o pequeña, para subsistir.

 

  • Dedica tiempo a formarte o invierte en mentores y guías que te hagan avanzar más rápido. Necesitas tener claro que montar una empresa, de la envergadura que sea, no es gratis. Vas a tener que invertir, tanto tiempo como recursos, si quieres ver resultados.

 

Si montar una empresa de éxito fuese gratis ¿no crees que todo el mundo lo haría? Es cierto que puedes empezar poco a poco, pasito a pasito, pero llegará un momento en el que tu proyecto se coma tus recursos personales, tus ahorros, el sueldo de tu trabajo real…

 

Entonces te darás cuenta de que no es gratis montar una empresa de verdad. Y que si quieres tomar las decisiones correctas para no perder tiempo en correcciones posteriores, necesitas a alguien a tu lado que te vaya indicando qué paso dar.

 

Formarte y buscar un mentor que entienda tu proyecto será una prioridad en algún momento de tu camino emprendedor, cuánto antes te lo puedas permitir, antes verás los resultados que esperas.

 

  • Invertir en herramientas premium y tener un plan de acción efectivo te ayudarán a no perder más tiempo en actividades que no te hacen crecer.
Porque sí, son muchas las cosas que tenemos que hacer para hacer crecer nuestro negocio, pero seguro que dedicas tiempo a tareas que, si te paras a analizar los resultados, no te aportan tanto como para compensar el tiempo que les dedicas.

 

Si te has apuntado a mi Curso de 5 Días para Mamás Emprendedoras que buscan el equilibrio entre su vida personal y profesional, verás que en el día 4 del programa comparto contigo 3 herramientas estupendas que te permitirán automatizar tu negocio.

 

La idea no es que automatices todas y cada una de las tareas, pero sí las que te ocupan más tiempo y se encuentran en la primera etapa de contacto con tu nuevo lector.

 

Cuándo empiezas, puede que recibas un par de emails al día. Eso es sencillo de gestionar y puedes contestar sus correos de forma manual.

 

Pero ¿qué pasa cuándo ese número de correos sube a 100 diarios? ¿Crees que tú sola vas a poder con ello?

 

Tienes otras tareas más prioritarias e imprescindibles para hacer crecer tu negocio:

 

    • Crear contenido de calidad para captar la atención de nuevos lectores.
    • Crear contenido de calidad y exclusivo para mantener la atención y fidelizar a tus nuevos suscriptores.
    • Crear contenido de calidad para fomentar la interacción de tus seguidores en las redes sociales.
    • Crear contenido de calidad y empaquetarlo para ofrecerlo en forma de cursos o servicios en tu web…

 


 

¿Te parece que te sobrará tiempo para responder 100 correos? Yo creo que no.

 

Vas a necesitas automatizar los primeros pasos de tus nuevos lectores en tu comunidad si quieres ofrecer un servicio de calidad a los que ya llevan un tiempo contigo y están interesados de verdad en la solución que ofreces.

 

A veces nuestro problema de falta de tiempo no se debe a no tener tiempo de verdad, sino a una mala gestión del mismo y a no haber optimizado y automatizado correctamente estos primeros pasos.

 

¿Y cuánto tiempo voy a tardar en montar esto?

 

De nuevo, depende de ti:

 

  • Si puedes permitirte delegar tareas o confiar en un mentor, tardarás menos y no tendrás que hacer todo el trabajo tú sola.

 

  • Si no puedes permitirte delegar tareas ni trabajar con un mentor, tardarás mucho más, tendrás que corregir infinidad de errores, trabajar a base de ensayo y error, realizar tú sola el seguimiento de resultados… Vamos, que será como tener un segundo bebé.

 

¿Es imposible hacerlo sola? Por supuesto que no.

 

¿Tardarás el triple? Seguramente.

 

Pero si es lo que quieres, lo conseguirás. Eso sí: con mucha fuerza de voluntad, dedicación, organización y, sobre todo, pasión por lo que haces. Además de autoconfianza.

 

Cambiar tu mentalidad es muy importante: vender no es malo, ser ambicioso no es malo. Ser una empresa no es malo. Tienes que ser positiva, tener una mentalidad de crecimiento y confiar en ti, en tu idea, en tus habilidades y todo tu potencial.

 

Si tú no te valoras, si no trabajas para desarrollar tu potencial al máximo, si no pones a tu tiempo el precio adecuado… ¿por qué iban a hacerlo tus clientes? Lo que transmites, el mensaje que comunicas, es lo que ellos sienten que vales.

 

Valórate y aprende a venderte como la mejor opción dentro de tu nicho y verás cómo los cambios no tardan en llegar.

 

¿Qué me dices? ¿Te atreves a pensar en ti como una pequeña empresa?
¿A valorarte, venderte y sentirte la mejor opción entre todas las disponibles?

 

 

** Recuerda que si necesitas mi ayuda de una forma más personal, puedes ver las diferentes formas de trabajar conmigo AQUÍ **

Te encantará:

The following two tabs change content below.
Mamá, emprendedora y bloguera a tiempo completo. Ayudo a otras mujeres y madres soñadoras a emprender un negocio online de éxito para encontrar el equilibrio entre su vida personal y profesional.

Pin It on Pinterest

Share This

COMPAGINA TU VIDA PERSONAL Y PROFESIONAL

CURSO-GUÍA GRATIS DE 5 DÍAS PARA MAMÁS EMPRENDEDORAS

¡Bienvenida! Ahora revisa tu correo ;)