Tener un blog bonito, actualizado y optimizado no es sencillo, pero tampoco es imposible. Solo hace falta un poco de fuerza de voluntad para rascar horas al día y ser organizados.
 
Yo ahora no estoy pasando por uno de mis mejores momentos a nivel laboral, por un “problema de salud” no puedo dedicar tanto tiempo al blog como me gustaría y, aunque en un principio pensé en tomarme unas mini-vacaciones hasta que volviese la calma… ¡no he podido hacerlo!
 

Pensé dejar de publicar durante dos semanas, adelantar el trabajo de diseño que tengo pendiente y descansar un poco, recargar las pilas y, cuando todo estuviese más calmado, volver a la carga.
 
Pero ¿qué quieres que te diga? Que no me imagino empezar el día sin sentarme delante del pc a leer vuestros correos, diseñar y preparar las entradas de la semana… Ya forma parte de mi rutina, una parte muy importante que me niego a perder.

 

Así que he tenido que reorganizarme para seguir el mismo ritmo con la mitad de fuerzas pero, eso sí, con la misma ilusión. Después de todo, la ilusión y las ganas de compartir con los demás es lo que dan vida a un blog ¿no crees?
 
¡Tuítealo si estás de acuerdo!
 
Así que hoy voy a compartir contigo como es mi rutina diaria, por si te sirve de ayuda para organizarte un poco y aprovechar cada minuto libre.
 

 

ORGANIZA TU TIEMPO ESTÉS DONDE ESTÉS

 
 

  • La tarde-noche anterior me organizo el día siguiente en mi organizador de horas que puedes descargar AQUI
    .
     
    Mis días empiezan a las 9 y terminan a las 8 de la tarde. Bueno, la verdad es que me salto un par de horas, ya que salgo de trabajar a las 10, pero lo tengo en cuenta a la hora de anotar las tareas y listo.
     

    • Yo distribuyo mis horas así:
         

      • Primera hora de la mañana: responder emails pendientes del día anterior y organizar el correo, mientras me tomo el café.
      •  

      • Segunda hora de la mañana: revisar el blog, las últimas entradas y responder comentarios pendientes.
      •  

      • Tercera hora de la mañana: visitar otros blogs, revistas online, foros y echar un vistazo a las redes sociales.
      •  

      • Por la tarde: como estoy en el trabajo, dedico las horas de la tarde a apuntar nuevas ideas en mi organizador de ideas (puedes descargarlo AQUI), a revisar las entradas que tengo programadas para los siguientes días en mi organizador de entradas programadas (puedes descargarlo AQUI), contesto los emails que puedo desde el móvil y me voy anotando los pendientes de respuesta en mi organizador de emails pendientes (puedes descargarlo AQUI).
      •  

      • Por la noche: últimamente cuando llego a casa, estoy agotada y sin fuerzas, ya no aguanto hasta las 3 de la mañana como antes, así que mientras voy en el metro y estoy cenando, reviso de nuevo las redes sociales y antes de acostarme dedico un par de horitas a diseñar. Ahora, como muy tarde, a la una estoy en la cama hecha una piltrafilla…
      •  

 
Ya te he contado lo que hago, como me organizo para ser más productiva, sobre todo ahora que no estoy al 100%. Y voy a contarte que NO hago:

 

  • He comprobado que si tengo abiertas las redes sociales mientras edito entradas, no me concentro y voy mucho más lenta. Lo mismo ocurre mientras respondo emails importantes.
  •  

  • Cuando estoy diseñando, tengo el móvil lo más lejos posible e internet desconectado. Distracciones cero.
  •  

  • Solo abro las redes sociales cuando voy a publicar o leer algo, es decir, no por entretenimiento porque me aburro mientras hago otra cosa, sino porque voy a dedicarle tiempo y me apetece hacerlo.
  •  

  • Nunca edito una entrada la noche antes de publicarla. Los fines de semana es cuando más tiempo tengo y es entonces cuando empiezo a materializar las ideas que he ido anotando durante la semana para futuras entradas.
     
    Siempre tengo varias entradas en borrador, sobre todo ahora que estoy algo “ida” y no sé muy bien en el día que vivo. Me gusta releer mis entradas, corregirlas y optimizarlas tranquilamente y aún así, a veces se me escapa algo que tengo que corregir una vez publicada.
  •  

 

Básicamente esta es mi dinámica, como ves, no es muy complicada y tampoco tengo unos horarios espartanos. Es decir, tengo tiempo de sacar a mis perretes, ver la tele un ratito, descansar, desconectar ¡y dormir!
 
Es cuestión de organizarse y trabajar un poco cada día, sin dejar todo para última hora y evitando distracciones innecesarias. Tuítealo 

 

Por cierto, si te has descargado mis diferentes organizadores, también tengo una portada (una que es muy detallista para estas cosillas), puedes descargarla AQUI. Ahora que tienes tu organizador de tiempo, solo tienes que marcar tu propio ritmo y cumplirlo, verás como aunque al principio te cueste, terminas adaptándote y forma parte de tu rutina diaria sin esfuerzo.

 

 
 

¿Tú como te organizas? Puedes compartir tus ideas en los comentarios, seguro que aprendemos mucho de nuestras experiencias personales.

Te encantará:

The following two tabs change content below.
Mamá, emprendedora y bloguera a tiempo completo. Ayudo a otras mujeres y madres soñadoras a emprender un negocio online de éxito para encontrar el equilibrio entre su vida personal y profesional.

Pin It on Pinterest

Share This

COMPAGINA TU VIDA PERSONAL Y PROFESIONAL

CURSO-GUÍA GRATIS DE 5 DÍAS PARA MAMÁS EMPRENDEDORAS

¡Bienvenida! Ahora revisa tu correo ;)