En un principio los blogs surgieron como los diarios de toda la vida, donde escribías tus pensamientos, preocupaciones, reflexiones, alegrías. La diferencia con estos diarios es que un blog es online, abierto a todo el mundo en Internet.

Y además, en la actualidad los blogs se han profesionalizado. Ya no son puramente un espacio personal (aunque todavía los hay), sino que los puedes usar para ganar visibilidad para tu negocio y/ ganar dinero contando tu vida.

Empresas grandes, influencers, revistas, pequeños emprendedores, todos se han apuntado al carro de los blogs.

Los hay de miles de temáticas (de cualquier cosa que se te ocurra): DIY, tecnología, cine, libros, arte,política, cotilleos, cocina, lifestyle… Piensa un tema y podrás encontrar cientos de blogs sobre él.

Para las empresas y emprendedores, el objetivo principal de tener un blog es conectar con su cliente ideal.  (Puede que te interese leer mi artículo para El Perro de Papel  sobre cómo encontrar tu foco con tu blog).

Pero entre tanta competencia de blogs, ¿cómo encontrar tu propio estilo? ¿cómo destacar? ¿cómo conectar con tu audiencia?

Hoy quiero hablarte de cómo imprimir a tu blog de tu estilo personal sin dejar de sentirte profesional.

El miedo a abrirse

Cuando yo comencé con mi blog, uno de mis principales MIEDOS (así, en mayúsculas, porque impone más) era el exponerme demasiado a los demás. Bueno, no solo es un miedo con mi blog, sino con mi web y negocio en general.

Eso de publicar mis fotos en internet y contar mis cosas me imponía (y lo sigue haciendo). Convencer a la gente, tratar de venderme… ¡uffff! lo llevaba (y llevo fatal). Tenía la sensación de que iba a quedar muy forzado, nada natural y por qué no, también pensaba que a quién le iba a interesar saber si estoy casada, tengo un hijo y soy del Atleti…

Además, reconozco que soy muy consciente de mi privacidad y que una vez entras en el juego de internet y las redes sociales poco puedes hacer para controlar tu imagen o vida privada. Hay mucho troll por ahí suelto que se escuda tras una pantalla para decir lo que le parece.

Esto es algo que me ha frenado mucho, sobre todo al principio, para mostrarme como soy, para abrirme y en definitiva ser más natural.

No es que quisiera publicar mi vida a los cuatro vientos, pero como emprendedora, siento que para conectar de verdad con mi cliente ideal, tengo que mostrarme un poco más.

Cuando estableces una relación a nivel emocional con un futuro cliente, es lo que puede hacer que se decante por ti y no por otro.

El que te conozcan un poquito, les va a inspirar confianza. Vamos, que lo que buscas es conectar, que haya buen feeling.

 

Parecer poco profesional

Una vez que me decidí a dar ese paso de “abrirme” más y mostrarme, mi segunda preocupación era la de parecer poco profesional.

Mi objetivo es vivir de mi negocio y ayudar a otros emprendedores a navegar el mundo de las redes sociales y el marketing de contenidos y quiero parecer confiable.

Sobre todo no quería que la parte personal se comiera a la profesional, y que esto se convirtiera en una especie de vida en directo de mi negocio… Un poco exagerado, lo sé, pero para que veáis cómo funciona mi cabeza.

¿Te ocurre a ti lo mismo? ¿Dudas de tu estilo a la hora de escribir tu blog? ¿Qué es lo que te frena?

 

Cómo superar tus reparos

Os he contado esta historia en primera persona, poniéndome a mi misma de ejemplo de las dudas que nos surgen a la hora de emprender, y en este caso en concreto, a la hora de encontrar un estilo en el que dirigirte a tu audiencia en el que te encuentres cómoda y feliz.

Emprender en solitario requiere que hagas de coach de ti misma en algunos momentos.

Y para mí, éste era uno de ellos: necesitaba superar ese reparo a exponerme, ese miedo a sentirme vulnerable ante lo desconocido. No es que lo haya perdido, pero por lo menos no me impide hacer lo que quiera y escribir como sienta.

  • Razona tu miedo: muchas veces estos miedos son infundados y un poco irreales y exagerados (lo que me gusta a mi dramatizar). Así que nada como tener una charla con tu miedo para rebatir punto por punto sus argumentos. ¿Qué puede ser que alguien te critique? Muy bien, déjale que pierda el tiempo, a ti plin. ¿Que a lo mejor en el futuro quieres cambiar de estilo o tu vida ha cambiado? Perfecto, es lo normal, ya te adaptarás. ¿Que te da vergüenza? Peor es quedarse en casa sin hacer nada…
  • La META es más poderosa que el miedo: ante las dudas, piensa en tu objetivo. ¿Tener más tiempo libre? ¿Pasar más tiempo con tu familia? ¿Hacer lo que te gusta y disfrutar cada día con tu trabajo? Para mi, mi objetivo es mi fuerza. No hace que desaparezcan mis miedos ni dudas, pero sí que me empuja a superarlos y esquivarlos. Es probable que cometa algunos errores, pero LO ESTOY INTENTANDO.

[Me gustaría leer en vuestros comentarios cómo superáis vosotras los miedos, así que animaos]

 

Cómo imprimir un estilo personal sin dejar de ser profesional

Yo parto de que mi objetivo es encontrar MI VOZ, mi estilo a la hora de escribir y dirigirme a mi audiencia. Para encontrar ese estilo único e irrepetible, ten en cuenta lo siguiente:

encuentra-tu-estilo-blogging

Déjate llevar

No pienses tanto. Déjate fluir. Para encontrar ese estilo propio, tienes que sentirte cómoda escribiendo. Si tratas de parecer quién no eres o si piensas que lo que tu público quiere leer es otra cosa, mal vamos. Al final se convertirá en una tarea pesada y una carga extra y lo dejarás. Y además, tus lectores lo van a notar.

Sé natural

Escribe como si estuvieras charlando con amigas. No me refiero a que sueltes palabrotas por doquier, ni que te metas en berenjenales de política o religión (si ese no es el objetivo de tu blog, claro). Pero detrás de tu blog y negocio hay una persona con sus gustos, intereses, manías…

Sé tu misma

No copies ni trates de ser quién no eres. ¿Sabes eso de que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo? Pues aquí lo mismo. No hagas igual que la competencia pensando que porque a ellos les funciona, su estilo es más válido que el tuyo. Se trata de encontrar TU estilo.

Conoce tu temática

Si es un tema que te apasiona, seguro que posees ingentes conocimientos. No olvides tu objetivo de que estás aquí para mostrar que sabes de lo que hablas, que eres una experta, y que ofreces servicios. No dejes de formarte ni de investigar y ayuda a tu público objetivo con tus conocimientos.

Créetelo

El poder de la mente es infinito y si tú no confías en tus posibilidades, ¿quién lo va a hacer por ti?

Practica

Puede que al principio te sientas encorsetada y que te salga de todo menos natural, pero el hábito hace al monje (parece que hoy estoy refranera). Aunque al principio no te sientas muy convencida de lo que estás haciendo, sigue intentándolo, hasta que tu voz te salga casi sin pensártelo.

 

aprende a definirte como emprendedora

 

Encontrar tu estilo personal en esto del blogging no es un camino finito. Permítete evolucionar y cambiar. Las personas pasamos por diferentes etapas y es muy difícil abstraerse a tu realidad personal.

 

Y tú, ¿ya has encontrado tu estilo? ¿Cómo son los blogs que sueles leer? Me encantaría que me contaras.

Te encantará:

The following two tabs change content below.
¡Hola! Soy María, y se me da fatal describirme en pocas palabras 🙂 Periodista, contadora de historias, madre, experta y loca en redes sociales. Ahora mismo ayudo a otros emprendedores a crear una estrategia de contenidos y a difundirla en redes sociales.

Pin It on Pinterest

Share This

¿CANSADA DE TRABAJAR TANTAS HORAS SIN VER LOS RESULTADOS ESPERADOS?

Te regalo mi CURSO GRATIS DE 5 DÍAS para mamás emprendedoras que quieren conciliar su vida personal y profesional sin volverse locas ni renunciar a sus sueños.

¡Bienvenida! Ahora revisa tu correo ;)