Hoy quiero hablarte de qué significa para mí la Cultura 2.0. Puedes estar de acuerdo o no, ya sabes que siempre paso todo lo que aprendo por el filtro de mi experiencia. Creo que es la mejor forma de estar segura al 100% de lo que comparto contigo. Pero antes, quiero hacer un breve recopilatorio de lo que te he contado hasta ahora en las entradas que llevamos sobre Como ser tu propio Community Manager:

Serie de entradas:
  • Habilidades necesarias para ser tu propio Community Manager. Leer
  • La importancia del Contenido. Leer
  • La importancia de la Cercanía y el Cariño. Leer
  • ¿Qué es la Cultura 2.0? Leer
  • Fomentar la Conversación. Leer
  • Ser Creativo cada día. Leer
  • El carácter de tu marca. Leer
  • La constanciaLeer
  • Facebook I: Perfil personal versus Fanpage. Leer
  • Facebook II: Fanpages y Grupos. Leer
  • Facebook III: Diseñar tu fanpageLeer
  • Facebook IV: Crear una Campaña en Facebook. Leer
  • Facebook V: Optimizar las fotos para tus campañas. Leer
  • Twitter I: Introducción. Timeline, hashtags y menciones. Leer
  • Twitter II: Las Listas. Leer
  • Twitter III: 7 Consejos para usar Twitter. Leer
    1. La última entrada, donde hablábamos de la importancia de ser cercano y cariñoso, siempre dentro de nuestra personalidad, está muy relacionada con la que quiero contarte hoy. En ella compartía contigo mis pilares básicos para crear lazos sólidos en las redes sociales:
      • Honestidad
      • Cercanía
      • Generosidad
      • Agilidad

      ¿Qué es para mí la Cultura 2.0?

      Básicamente se sustenta bajo los mismos pilares que la Cercanía y el Cariño. La Cultura 2.0 es la forma en que nos relacionamos en las redes sociales, cumpliendo una serie de normas no establecidas pero conocidas por todos, donde el respeto, la humildad y la colaboración se sumarían a los pilares anteriores. Al menos desde mi punto de vista. El resultado sería:
      • Honestidad.
      • Cercanía.
      • Generosidad.

      • Respeto: trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti. Nunca olvides que tu libertad termina donde empieza la de la otra persona. Ser respetuoso con los que nos rodean, hará que ellos también lo sean, de manera recíproca con nosotros. Por lo que la relación, además de honesta, cercana y generosa, será sincera y respetuosa.
      • Humildad: este punto a muchos se les olvida. Cuando alguien se siente en la Cima Blogger, cree que los demás, los más nuevos y novatos, entre los que me incluyo ya que mi blog es aún muy jóven, estamos a su servicio y les debemos un trato especial. Craso error. Volvemos al punto anterior: trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti. Ser humilde y bajarse del pedestal es siempre positivo en las relaciones personales, ya sean en tu vida 1.0 o en internet.
      • Colaboración: Aquí entraríamos en el tema de la “competencia”. Personalmente odio esta palabra, al menos en su aspecto negativo. Creo que toda competencia es buena, nos ayuda a crecer, a superarnos e intentar dar lo mejor de nosotros mismos. No se puede ser feliz comparándose siempre con los demás. Cada uno somos como somos y tenemos algo que nos hace especiales y diferentes. Cuando encuentras esa chispa de magia que es la firma personalizada de tus trabajos, aprendes a admirar a quienes se consideran tu competencia, a valorar su trabajo y a idear formas de trabajar juntos.
      Pero para ser humilde, hay que serlo de verdad. No sirve aparentarlo, tiene que nacerte de dentro, es decir, o lo eres o no lo eres. El respeto puede aprenderse, la humildad puede aparentarse. Si piensas como yo ¡tuítealo!

      Yo me considero una persona humilde, valoro las aportaciones de los demás y trato de agradecerlo siempre. Me siento bien haciéndolo, después de todo cuando una persona te ofrece un trato amable ¿por qué no ser amable con ella? Es una de las bases de las relaciones sociales.
      Y respecto a la competencia… Nunca olvides que ellos pueden hacer mil cosas peor, mejor o como tú. Pero nunca podrán sustituírte si encuentras tu lugar, eso que te hace diferente, aprendes a explotarlo y estás seguro de ti mismo. Para que el resto valore tu trabajo, empieza por valorarlo y admirarlo tú. No dediques demasiado tiempo a ver cómo hace las cosas quien consideras tu competencia directa, solo el justo y necesario para mejorar lo que tú ya haces.
      Rodéate de gente respetuosa, amable, generosa, humilde, cercana y honesta. Puede que avances más despacio hasta conseguir tu objetivo, pero cada paso que des, será sobre terreno mucho más firme y tus cimientos serán más sólidos. Busca objetivos en común y trabajad para crecer juntos, es mucho más enriquecedor que hacerlo solo.
      ¿Qué es para ti la Cultura 2.0? ¿Qué opinas sobre el tema de la competencia? ¿Lo ves como algo positivo que puede ayudarte a crecer?



      Suscríbete a mis entradas por email ¡para no perderte nada!

      ♥ Las recibirás en tu bandeja de entrada el mismo día que sean publicadas ♥

      Te encantará:

      The following two tabs change content below.
      Mamá, emprendedora y bloguera a tiempo completo. Ayudo a otras mujeres y madres soñadoras a emprender un negocio online de éxito para encontrar el equilibrio entre su vida personal y profesional.

      Pin It on Pinterest

      Share This

      COMPAGINA TU VIDA PERSONAL Y PROFESIONAL

      CURSO-GUÍA GRATIS DE 5 DÍAS PARA MAMÁS EMPRENDEDORAS

      ¡Bienvenida! Ahora revisa tu correo ;)