Hoy me aparto de las fórmulas y las técnicas persuasivas para hablarte de ti. Sí, sí, de ti. Porque eres una mujer valiente y decidida que quiere cambiar su futuro o que ya ha dado el paso para cambiarlo y porque confías en ti misma y en tu proyecto o negocio.

Te sientas delante de la pantalla y te pones a escribir tu artículo del blog o tu sección “sobre mí”, da lo mismo, el tema es que te sientas a escribir y lo primero que piensas es: “¿Les gustará?”.

Te refieres a tus lectores y a tus potenciales clientes. A esas voces que no te dejan escribir tranquila, que te llenan la cabeza de prejuicios y hacen que dudes mil veces antes de hacer clic en el botón de publicar.

¿Sabes una cosa? No creo en esas voces y tampoco creo en los prejuicios. Por eso, hoy quiero hablar de ti: de lo buena, profesional y maravillosa que eres y de cómo escribir desde tu personalidad para conectar, de verdad, con aquellos clientes que deseas trabajar.

 

 

Ser tú misma tiene premio

 

Te gusta cómo suena, ¿verdad? Pues es totalmente cierto. Cuando eres tú y no intentas ser otra persona, tu manera de expresarte cambia.

Te vuelves una mujer sin complejos y sin dolores de cabeza. Te sientes bien contigo misma, brillas con luz propia y te atreves con todo. Que tiemble la tierra que llegas tú.

Ahora dime, y cuando escribes, ¿te sientes así?

Pasa, por un momento, todo lo que te he dicho al momento de sentarte para escribir:

Escribes como si no hubiera un mañana, sin mirar atrás. Te sientes bien escribiendo, tu contenido engancha y conectas con tu cliente. Que tiemble (aquí dirías a alguien de tu competencia) que llegas tú pisando fuerte.

Puede que lo que te estoy diciendo te resuene y pienses: “Sí, claro, genial, pero ya me dirás cómo”. Bien, no sufras que voy a ello.

Paso 1. Escribe como si hablaras con tu madre / abuela / amiga…

 

¿Qué? Sí, el primer paso es sencillo. Escoge a alguien de tu confianza y de una edad similar a la de tu público objetivo y escribe. Sin más.

Escribe como si esa persona tuviera que leerlo y entenderlo, como si la tuvieras delante o como si tuvieras que vendérselo.

 

¿Qué consigues con esto?

 

Expresarte como tú te expresas y escribir enfocándote en quien va a leer tu texto. No hablas a tu madre igual que hablas con una amiga y menos, todavía, si le estás explicando a qué te dedicas o qué vendes.

Pero sigues siendo tú. Sigue siendo tu voz, tus formas y tus manías las que conducen la conversación. Hables con quien hables. Y eso es lo que tienes que conseguir y mantener. A ti misma en cada palabra.

Paso 2. No mires atrás

 

Como lo oyes. Deja que tus ideas fluyan. No te preocupes por cómo queda. Tú escribe todo lo que te venga a la mente. Sin censura.

Olvídate de esas voces que te cohíben. Hazles una tila y deja que descansen.

 

¿Y si no fluye?

 

Tranquila. Puedes probar a hacer, primero, una lista de ideas. Escribe, punto por punto, todo lo que quieras tocar en esa sección o artículo. Pero TO-DO. De esta manera, luego, solo tienes que ir desarrollando las ideas.

Recuerda, ahora mismo, tienes a tu madre, abuela o amiga mirándote, escuchándote y leyendo lo que escribes. Escribe para ellas. Escribe como te expresas tú cuando estás con ellas.

Paso 3. Edítalo

 

Es el momento de ponerlo bonito. Sí, bonito y atractivo. Aquí es donde entrarían las pautas de estilo, las fórmulas y las técnicas.

Pero si te das cuenta, para entonces, ya tendrás un primer borrador escrito desde lo más profundo de ti. Un texto con tu voz, tu esencia y tus palabras.

 

1º Imagina. 2º Escribe sin importar qué dirán. 3º Edita. - piopialo

Powered by Vcgs-Toolbox

 

 

¿Quieres algunas pautas para editarlo?

 

  1. Utiliza las negritas para resaltar las ideas (pero las ideas, no una palabra).
  2. En el caso de haber redactado un artículo, inserta enlaces (si son necesarios) que sirvan como complemento a la información que das en él.
  3. Separa tu texto por ideas principales y, antes de empezar la “sección de esa idea”, pon un subtítulo que llame la atención de quien vaya a leerlo.
  4. Intenta especificar un beneficio en esos subtítulos. Tus clientes y lectores siempre van a querer saber qué hay para ellos.
  5. Utiliza la fórmula AIDA. Empieza llamando su atención (beneficio), mantén su interés (ponlo en situación), incrementa su deseo (dile qué va a conseguir) y haz que tome acción (dile qué quieres que haga).

 

Sé que son 3 pasos muy básicos, pero es que sonar a ti no tiene por qué ser difícil. Si no te ves reflejada en tus propios textos, ¿con quién va a conectar tu cliente? ¿Contigo o con una “tú” inventada para la ocasión?

A veces, nos empeñamos en hacerlo todo muy difícil por la simple y errónea creencia de que “cuanto más complicado, mejor sale”. Yo pienso que la espontaneidad y personalidad de una persona pueden verse y sentirse en sus textos y esta fórmula de 3 pasos que tienes aquí arriba es la mejor prueba de ello.

 

La espontaneidad y personalidad de una persona pueden verse y sentirse en sus textos. - piopialo

Powered by Vcgs-Toolbox

 

¡EXTRA! ¡EXTRA! BONUS. Lee en voz alta el texto.

 

No podía irme sin decirte que no se te olvide leer en voz alta el texto que escribas. Quizás ya has leído este consejo por ahí, pero por si las moscas, te lo digo.

Lee -siempre- en voz alta el texto antes de hacer clic en publicar.

Este breve consejo te quitará muchos dolores de cabeza. Te ayudará a ver si el texto tiene ritmo, si aburre, si es un rollo, si engancha, si te quedas sin aliento (si faltan signos de puntuación o las frases son híper mega largas…). En fin, te ayuda a pulir esos pequeños detalles que marcan la diferencia entre ABURRIR -sí, así, con mayúsculas- o CONECTAR Y ENTRETENER (dependiendo de la finalidad del texto).

 

Bien, ahora sí, por hoy ya está. Quiero leerte en los comentarios y saber si crees que ser tú misma en los textos es más difícil de lo que parece y por qué. Ya sabes que, a veces, nos empeñamos en complicarnos la vida nosotras solas cuando la realidad es mucho más fácil y divertida (y, quizás, diciendo ese por qué “en alto”, te das cuenta de que no es para tanto).

 

Te encantará:

The following two tabs change content below.
Madre, copywriter y creadora de conexiones a tiempo completo. Me paso los días aprendiendo y haciendo que el mensaje de negocios online como el tuyo resuene en la mente de sus clientes.

Pin It on Pinterest

Share This

¿CANSADA DE TRABAJAR TANTAS HORAS SIN VER LOS RESULTADOS ESPERADOS?

Te regalo mi CURSO GRATIS DE 5 DÍAS para mamás emprendedoras que quieren conciliar su vida personal y profesional sin volverse locas ni renunciar a sus sueños.

¡Bienvenida! Ahora revisa tu correo ;)