>

Esta Navidad va a ser rara. Muy rara. Ya empiezan a quedar sillas vacías alrededor de la mesa. Hace tiempo encontré una imagen con mensaje en facebook, de esas que terminan por hacerse virales y nadie sabe de dónde salieron. Si me lee el autor, puede dejarme un comentario para enlazarlo, porque no he sido capaz de dar con la fuente.
Decía algo así:

La mesa larga, los abuelos vivos, todos los tíos y primos juntos. Asado sobre la mesa. De niños éramos ricos y no nos dábamos cuenta.

Los pelos de punta. Que gran verdad. Cuándo pienso en mi infancia, las Navidades eran muy distintas. En la familia de mi padre son 8 hermanos… ¡imagina! Aquello era la fiesta. Y todas las Nocheviejas las pasábamos en casa de mis abuelos maternos, toda la familia reunida con gorros de fiesta y matasuegras.
Eso terminó. En casa de mi padre hace tiempo, cuándo se marchó mi abuelo. En casa de mi madre este año, cuándo nos dejó mi abuela en Octubre. Esta Navidad será agridulce. Con la ilusión de Carlitos que ya empieza a enterarse de lo que pasa a su alrededor y la ausencia de los que ya no volverán a sentarse a la mesa.
Pero la vida sigue ¿verdad? Y espero que 2017 venga cargado de más alegrías que 2016, porque como sigamos en la misma línea… ¡que se pare el mundo que yo me bajo! Sería feliz comiendo croquetas si toda la familia estuviera reunida… pero bueno, nos quedan los recuerdos. Y hay que conservarlos para siempre.
Si algo he aprendido en este tiempo es a aceptar las desgracias y ausencias de forma positiva, entendiendo que todos venimos aquí con fecha de caducidad y siendo consciente de que la casualidad no existe, todo sucede por algún motivo. Es más productivo estudiar el motivo y la causa que delegar toda responsabilidad a la suerte.
Y desde que pienso así, incluso con las desgracias de estos últimos años, he encontrado cierta paz y tranquilidad. Porque de toda experiencia, por muy negativa que sea, siempre se aprende algo que nos ayuda a seguir creciendo y evolucionando. Ya sabes, la verdad absoluta no existe… todo depende de la perspectiva del que mira.
Puedes ver el vaso medio lleno o medio vacío. Tú decides.
Y después de esta charla tan sentimental, quiero hacerte un regalo por haber llegado hasta aquí. Como cada mes, vengo con los nuevos fondos de escritorio con calendario para diciembre, el último mes de este año, que se termina en nada.
Tienes dos para elegir:
Y, por supuesto, su versión imprimible, teniendo en cuenta lo que varias de vosotras me habéis comentado por privado… ¡necesito hueco en el cuadradito de los números para hacer anotaciones! Si este es tu caso, te aconsejo descargar el primer modelo. Hay más espacio. El diseño me daba más libertad.


Ya me contarás con cuál te quedas. Yo no soy muy de rojo, pero es uno de los colores típicos de estas fechas. Y además, siempre me ha gustado la Navidad, con sus rojos, verdes y dorados. Aunque cada vez seamos menos en la mesa de “los de siempre”, estoy convencida de que esos huecos, aunque sean insustituibles, serán ocupados por caras nuevas.
Si no, la vida no tendría sentido ¿no crees?
¡Disfruta mucho de estas fechas tan entrañables! Y espero saber de ti por el grupo de facebook, se ha formado una pequeña familia de emprendedoras soñadoras maravillosa y sería genial que te unieses a nosotras. Puedes hacerlo desde el botoncito que encontrarás al final de ESTA PÁGINA
¡¡Feliz Navidad!!

Te encantará:

The following two tabs change content below.

Celia

Diseñadora, Mentora y Formadora Online at El Perro de Papel
Mamá y emprendedora a tiempo completo. Ayudo a otras mujeres y madres soñadoras a emprender un negocio online de éxito para conciliar su vida personal y profesional.Si este artículo te ha gustado, sigue aprendiendo conmigo en mi reto gratis de 14 días para conectar con tu mejor versión CLICK AQUÍ.Y AQUÍ tienes mi curso premium para mamás emprendedoras que quieren hacer realidad su idea genial, mano a mano, conmigo.¡Que tengas un feliz día, soñadora!

Pin It on Pinterest

Share This

¿CANSADA DE TRABAJAR TANTAS HORAS SIN VER LOS RESULTADOS ESPERADOS?

Te regalo mi CURSO GRATIS DE 5 DÍAS para mamás emprendedoras que quieren conciliar su vida personal y profesional sin volverse locas ni renunciar a sus sueños.

¡Bienvenida! Ahora revisa tu correo ;)