Entradas que componen esta serie:

Empezamos esta serie de entradas hablando sobre la idea de si monetizar nuestro blog era ético o no, si con ello podíamos decepcionar a nuestros lectores o, por el contrario, ayudarles con nuestra experiencia a mejorar de alguna manera.
En mi caso, desde que creé mi Perro de Papel, tuve muy claro que quería hacer de esto una forma de vida. Mi trabajo en la oficina me tiene amargada, es tan rutinario como aburrido y sin posibilidades de cambiar. Así que espero que esta afición termine siendo algo más y poder decir algún día que trabajo en algo que me apasiona y me supone un reto cada día.
Por eso te animo a intentarlo. Si no tienes trabajo o el que tienes te hace sentir como a mí el mío, puede ser una buena manera de empezar a crear para ti el trabajo de tus sueños, ese que te motive y te haga saltar de la cama cada día con ganas de comerte el mundo. Sí, esos trabajos existen. Y aunque trabajar para ti supone el doble de esfuerzo y terminas echando más horas que en un trabajo normal… ¡te aseguro que merece la pena!

Además, quiero recomendarte algo. Aunque te dediques a vender productos, intenta encontrar una manera de vender algún servicio que te genere algún ingreso pasivo. Hemos visto como ganar dinero con patrocinadores, publicidad o vendiendo nuestros conocimientos. Prueba a escribir un ebook o crear un curso sobre tu tema y ponle precio
Si con las entradas de tu blog demuestras que sabes de lo que hablas y tienes la experiencia suficiente para enseñar a otros, seguro que poco a poco empiezas a ver resultados. Los ingresos pasivos nos vienen genial para ganar un dinerito extra a finales de mes. 
Y solo trabajamos una vez, cuando damos forma al ebook o al curso. Bueno, un poco también con el tema de la asistencia y resolución de dudas, además de pagar la plataforma que elijamos para vender, pero te aseguro que sale mucho más rentable que vender productos.
Si dedicas a tu blog dos o tres horas cada día, ya sea a programar entradas, hacer fotos, editarlas, trabajar tus redes sociales o contactos… tómatelo como lo que es ya para ti: UN TRABAJO. Y nadie trabaja gratis ¿verdad? O al menos no debería. Los comentarios hacen ilusión, en eso estoy de acuerdo. Pero no pagan las facturas a fin de mes.
Hay que aprender a valorar el tiempo que invertimos en esto. Puede que para ti sea solamente un hobby, pero si gracias a tu hobby puedes permitirte un caprichito al mes o irte de vacaciones con tu familia en verano… puede que no sea tan mala idea pensar en monetizarlo ¿no crees?
    Cuéntame ¿tú ganas dinero con tu blog? ¿has pensado en rentabilizar el tiempo que inviertes en él? ¿Prefieres vender productos, servicios, buscar patrocinadores o poner publicidad?



    Suscríbete a mis entradas por email ¡para no perderte nada!

    ♥ Las recibirás en tu bandeja de entrada el mismo día que sean publicadas ♥

    Te encantará:

    The following two tabs change content below.

    Celia

    Diseñadora, Mentora y Formadora Online at El Perro de Papel
    Mamá y emprendedora a tiempo completo. Ayudo a otras mujeres y madres soñadoras a emprender un negocio online de éxito para conciliar su vida personal y profesional.Si este artículo te ha gustado, sigue aprendiendo conmigo en mi reto gratis de 14 días para conectar con tu mejor versión CLICK AQUÍ.Y AQUÍ tienes mi curso premium para mamás emprendedoras que quieren hacer realidad su idea genial, mano a mano, conmigo.¡Que tengas un feliz día, soñadora!

    Pin It on Pinterest

    Share This

    ¿CANSADA DE TRABAJAR TANTAS HORAS SIN VER LOS RESULTADOS ESPERADOS?

    Te regalo mi CURSO GRATIS DE 5 DÍAS para mamás emprendedoras que quieren conciliar su vida personal y profesional sin volverse locas ni renunciar a sus sueños.

    ¡Bienvenida! Ahora revisa tu correo ;)