Las ventajas de contar historias en marketing

Las historias. ¡Ohhh, las historias!
Nos gusta que nos cuenten historietas y también nos encanta contarlas a los
demás. Desde pequeños, configuramos el mundo a través de estas narraciones. Las
historias no tienen que tratar siempre sobre héroes que se enfrentan a diversos
conflictos o a malvados villanos, sino sobre cualquier asunto de la realidad.
Cada persona es una historia.
Cada emoción es una historia. Cada empresa tiene una historia. Estamos hechos
de historias, porque es la única forma de mantener vivo el recuerdo de las
vivencias propias y ajenas; presentes, pasadas y futuras; reales o imaginadas. (Storytelling, ¿cómo construir una historia?)

Las ventajas de contar
historias en marketing son:



1.- Sugieren y cautivan al lector: tienen un inmenso poder de
atracción porque, desde que estamos en la cuna, relacionamos las historias con
un momento relajado y divertido. Ya de adultos, esta palabra juega el mismo
papel.

2.- Despiertan la atención del lector: dile a un niño que está
berreando que le vas a contar una historia. En ese momento deja de llorar, se
seca las lágrimas, se sienta y se pone en posición de escucha activa.

La
palabra historia tiene un inmenso
poder y cuando va seguida de la típica fórmula, “Érase una vez…”, le brillan los ojos al niño y se sienta a la
expectativa de qué le van a contar. Con los adultos ocurre lo mismo. Estamos tan
expuestos al bombardeo de información que cuando encontramos una historia nos
relajamos.

3.- El ocio también es importante. En algún momento hay que
relajarse ¿no? El exceso de
información nos mantiene en un estado de alerta permanente. ¿Qué nos van a
querer vender ahora? Es un estar a la defensiva, que se rompe con la mágica
atmósfera de una historia bien narrada. (Storytelling en las descripciones de los productos.)

4.- Esto hace que se genere confianza. Has roto el frío muro de
hielo en el estado defensivo de tu lector y has conseguido que se sumerja de forma
placentera y sosegada en la historia.  


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

5.- Facilitan el recuerdo. Cuando alguien se relaja, presta más
atención a los detalles. Se deja de leer en diagonal y se empieza a leer del
modo tradicional, en horizontal. ¿Sabías que la memoria juega un papel
fundamental en el recuerdo de las experiencias colectivas e individuales?

Sin
historias no hay evolución y la mejor forma de atesorarlas es por medio del
recuerdo. Muchos lectores pasan a diario por tu página web. Al aterrizar, más de
la mitad ya se han ido para siempre. Cuenta
una historia y quien la lea te recordará
. Quizá no sepa dónde la ha leído,
quién se la ha contado o en qué momento ocurrió, pero jamás olvidará la
historia que le cuentes. (¿Cómo escribir la página de presentación utilizando el Storytelling?)

6.- Atrapan al lector, porque la magia real de las historias no
está en lo que se cuenta ni en cómo se cuenta, sino en sentirla y vivirla como
experiencia personal.

7.- Promueven la identificación: cuando te cuentan una historia, es
natural conectar con ella. Al “vivir” la experiencia como propia, se genera un
vínculo entre lector y escritor que perdurará a lo largo del tiempo.

8.- Simplifican lo complejo. No hay mejor modo de explicar algo
complicado (por ejemplo, algunas técnicas de marketing) que relacionarlo con
experiencias de la vida cotidiana. La anécdota y la extrapolación a lo diario
trabajan como refuerzo y anclaje de lo narrado.

Piensa por un momento en las
clases de filosofía y en conceptos como “el ser” o “la nada”. Tendrías unos 17
años y los pensamientos en las musarañas, como suele decirse.  ¿Cuál es la mejor forma de explicar el mundo
de la apariencia y del miedo a lo desconocido en esas edades? Platón dio en el
clavo con el Mito de la caverna.

9.- Se puede jugar con el lenguaje: los verbos de acción pueden
casi desaparecer y las descripciones pueden ser más o menos minuciosas. Los
adjetivos ayudan a crear atmósfera y a configurar el carácter de los personajes
y de los objetos.

Se puede jugar con el lenguaje; dar ritmo, ralentizarlo,
detenerlo, ampliarlo; anteponer adjetivos para reforzar su expresividad (no es
lo mismo decir la blanca nieve que la nieve blanca); hacer uso de
adverbios; construir frases más largas y, de repente, cortar la lectura
sosegada con una frase corta. Las posibilidades son infinitas.

10.- Porque dan rienda suelta a los sentimientos y a las
emociones
con la creación de un mundo que comparten escritor y lector,
emisor y receptor. ¡Las historias enamoran y, a veces, hasta enfadan! Tienen un don especial. (Storytelling: ¿cómo transmitir la misma historia en cada acción?)
En el fantástico mundo de las
historias parece que las ventajas son muchas y los inconvenientes, escasos.

¿Se te ocurre algún inconveniente?

¿Qué otras ventajas tienen las historias en marketing?


Puedes encontrarme en PAM palabras a medida, donde la protagonista indiscutible es la PALABRA tanto oral como escrita (impresa o digital).



Suscríbete a mis entradas por email para no perderte nada


Tu Correo:

♥ Las recibirás en tu bandeja de entrada el mismo día que sean publicadas ♥

Te encantará:

The following two tabs change content below.

Celia

Diseñadora, Mentora y Formadora Online at El Perro de Papel
Mamá y emprendedora a tiempo completo. Ayudo a otras mujeres y madres soñadoras a emprender un negocio online de éxito para conciliar su vida personal y profesional.Si este artículo te ha gustado, sigue aprendiendo conmigo en mi reto gratis de 14 días para conectar con tu mejor versión CLICK AQUÍ.Y AQUÍ tienes mi curso premium para mamás emprendedoras que quieren hacer realidad su idea genial, mano a mano, conmigo.¡Que tengas un feliz día, soñadora!

¿CANSADA DE TRABAJAR TANTAS HORAS SIN VER LOS RESULTADOS ESPERADOS?

Te regalo mi CURSO GRATIS DE 5 DÍAS para mamás emprendedoras que quieren conciliar su vida personal y profesional sin volverse locas ni renunciar a sus sueños.

¡Bienvenida! Ahora revisa tu correo ;)

Pin It on Pinterest

Share This